Hoy en día las principales marcas de automóviles compiten por fabricar el mejor vehículo eléctrico o híbrido y a todos nos asombran las prestaciones que llegan a alcanzar. Muchos creemos que conseguir que un coche eléctrico funcione es gracias a los avances técnicos de los que disponemos hoy en día, pero lo cierto es que hace muchos años ya se desarrollaron prototipos muy competitivos. Sin ir más lejos, hace más de 75 años España contaba con una empresa dedicada exclusivamente a la fabricación de vehículos eléctricos.

Autarquía

Vehículos Eléctricos Autarquía S.A.

Corría el año 1943, había acabado la Guerra Civil y el pueblo estaba muy empobrecido´por otra parte comenzaba la Segunda Guerra Mundial provocando un aislamiento internacional de España. En estas condiciones, resultaba muy complicada y extremadamente caro la importación de petróleo hacía nuestro país. Es por ello que un grupo de inversores montan sociedad con un ingeniero para llevar a cabo la fabricación de automóviles con alimentación eléctrica.

El día 2 de Enero de 1943 nace la empresa Vehículos Eléctricos Autarquía S.A. en la ciudad de Barcelona. Dirigida por el ingeniero militar Guillermo Menéndez de Aulestia, convirtiéndose a la vez en el principal accionista. La empresa se dedica principalmente a la fabricación de camiones, autobuses y furgonetas.

Vehículos Autarquía

Sobre un único chasis se podían instalar una gran diversidad de carrocerías para cada uso o trabajo, suministrado sobre demanda:

  • Cajas de carga.
  • Furgones.
  • Ambulancias.
  • Ómnibus.
  • Grúas.
  • Cajas para recogida de Basura.
  • Etc.

Realizados con materiales de peso mínimo, asegurando el máximo de resistencia y duración. Algunos ejemplos:

Ómnibus

Indicado para recogida de colegios, viajeros, hoteles, empresas con fábricas en la cercanía de núcleos de población, servicios urbanos, etc…

Con un esmerado acabado, con guarniciones en semi piel y colores sobre demanda.

Autarquía

Camión Furgón de 2,5 Tms.

Equipado con seis ruedas completas 32 x 6 nuevas, dos faros de luces de carretera, dos indicadores de dirección, dos limpia-parabrisas eléctricos, una bocina, equipo completo de herramientas, etc..(palabras textuales de la publicidad de la época).

Autarquía

Fin de la marca Autarquía

A principios de los años 50, la importación de hidrocarburos en España vuelve a su normalidad y  provoca que la fabricación de vehículos eléctricos dejara de ser una prioridad. En 1951 Menéndez abandona el proyecto y es contratado por ENASA, como jefe de servicios eléctricos. Cuatro años más tarde, en 1955 la sociedad se disuelve.

Esta información es tan solo un resumen, si quieres conocer todo sobre la marca “Vehículos Eléctricos Autarquía S.A” puedes hacerlo en:

https://vehiculosautarquia.blogspot.com/