Tercer post de la sección Clásicos de Película, donde hablamos de los coches que aparecen en las películas desde un punto de vista menos técnico.

Seguimos como un título que ya mencionamos en el número #2 de esta sección cuando hablábamos de las curiosidades de Death Proof y sus vehículos clásicos. Como recordarás, comentábamos a modo de referencia, que el Chevrolet Nova de 1971 del filme, utilizaba una matrícula muy concreta, ya que era la misma que la del coche del que vamos hablar en este post, el Ford Mustang GT-390 de 1968 conducido por el actor Steve McQueen.

La Película

Empezamos como de costumbre presentando la película (sin spoilers para que puedas verla) para después centrarnos en los vehículos clásicos.

Bullitt(1968) nos cuenta la historia de un político estadounidense(Robert Vaughn) que acude a la polícia para proteger a un testigo de la mafia. Los encargados de la protección del testigo son Frank Bullitt(Steve McQueen) y su equipo.

Como en toda película, las cosas se tuercen y los protagonistas se ven envueltos en persecuciones donde podemos ver a los vehículos de la película en acción.

El personaje de Bullitt se basó en el inspector Dave Toschi conocido por los asesinatos del zodiaco.

Durante escenas exteriores podemos ver una infinidad de vehículos clásicos, debido a que se trata de una película de finales de los 60. Te dejamos un enlace a la lista completa de los coches de Bullitt por si has visto la película y te ha llamado la atención alguno.

En el caso que te plantees ver la película, te adelantamos que quizá no es para todos los públicos debido a que puede llegar a ser aburrida por momentos y con bastante falta de acción, salvo que seas un apasionado de los clásicos entonces siempre podrás estar atento a la gran cantidad de clásicos que aparecen en esta película.

En una escena en la que aparece una estación de servicio, el director contrato una compañía de camiones para algunas de la tomas, ningún camión debería ser rojo para que no restara valor a la sangre.

Los Coches

La lista de coches clásicos que aparecen en Bullitt ronda los 200 vehículos que van apareciendo en distintos momentos en las escenas exteriores. Además del enlace anterior, te dejamos un Excel con la mayoría de ellos.

En este Clásicos de Película nos centraremos en dos de ellos que son los que protagonizan la persecución de la cinta. El Mustang GT de 1968 y el Dodge Charger R/T 440.

Mustang GT de 1968

El coche del protagonista de la película es un Ford Mustang GT-390 de color verde oscuro que conduce en todo momento el teniente Frank Bullitt. En 1968 tenía un precio de unos 2.900$ y podía alcanzar una velocidad máxima de unos 190km/h.

Este modelo fue modificado para la película que le retiró tanto las luces de conducción como el emblema de Mustang de las rejillas así como todo tipo de insignias del modelo para así darle una apariencia más sigilosa.

Ford Mustang GT 390 del 68 que aparece en la película Bullitt.

Se utilizaron dos modelos de este vehículo para el rodaje. Uno fue dañado en el tiroteo y el otro fue comprado posteriormente con la condición de que el nombre del propietario permaneciese anónimo.

Una de las particularidades de la persecucción en la que aparece este Mustang, fue que no se utilizó la típica música de acción muy común en estas escenas, en su lugar sólo se escuchaba el rugido del motor y el chirrido de los neumáticos durante los 10 minutos que dura la persecución. Esto le valió una nominación a los Oscars a Mejor Sonido.

El año del estreno de la película fue el primero en el que el gobierno de los Estados Unidos reglamentó las emisiones de los vehículos.

Dodge Charger R/T 440

Este era el vehículo utilizado por los dos asesinos a sueldo y el perseguido por el Ford Mustang GT del 68 del protagonista.

Dodge Charger R/T 440 que aparece en Bullitt.

El Dodge Charguer R/T 440 negro de Bullitt es el conducido por los asesinos y que demuestra que no siempre el protagonista tiene el coche más rápido. Este modelo tenía en 1968 un precio de 3.500$ y una velocidad máxima de 217km/h.

La conducción en las escenas de la persecución las realizó el propio actor que aparece al volante cosa que no es lo común en el cine. Esto le valió para acabar haciendo otra persecución en la película The French Connection.

La escena de la persecución entre el Mustang y el Dodge se rodo en las calles de San Francisco. Se le negó el permiso para rodar en el Golden Gate.

Para finalizar, te dejamos una pequeña galería de capturas de la película donde aparecen coches clásicos. Recuerda que puedes dejar un comentario para compartir tu opinión o añadir alguna información que consideres oportuna. Nos leemos en el siguiente Coches Clásicos de Película.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.