Convertidor de Óxido Wurth

Convertidor de Óxido Wurth
9

Calidad/Precio

8.5 /10

Rendimiento

9.5 /10

Pros

  • Elimina el óxido eficazmente
  • Buen sellado
  • Aplicación sencilla

Cons

  • Precio

 

En la mayoría de nuestras restauraciones, lo más probable es que nos encontremos con nuestro principal enemigo, el óxido. Ya sea por el mal tratamiento anticorrosivo de las carrocerías antiguas, por algún golpe que deje la chapa al descubierto, por demasiada humedad o por el contacto con algún corrosivo como la sal, el óxido acaba saliendo. Debemos controlarlo y repararlo, de lo contrario la cosa irá a más, empeorando el estado de las piezas hasta llegar al punto de hacerlas inservibles.

En este caso, vamos a ver el convertidor de óxido Wurth, un producto que nos facilitará su eliminación y evitará que vuelva a aparecer.

 

Datos técnicos del convertidor de Óxido Wurth

  • El convertidor de óxido es un producto ecológico que no daña el medio ambiente.
  • Puede ser pintado con todo tipo de pinturas.
  • Fácil de usar y seguro.
  • Gran efecto sellador y aislante.
  • Protege contra la nueva creación de óxido.
  • Libre de pictogramas.

 

Modo de empleo

Debemos preparar bien la superficie, quitando todo el óxido que podamos, eliminando las escamas de óxido con un cepillo de alambres o un disco especial de desgaste. Luego limpiaremos el polvo o grasa que pueda haber quedado.

Estado de la chapa unos minutos después de aplicar el producto.

 

Aplicamos el convertidor de óxido Wurth en capas finas con una brocha o rodillo (también se puede usar con pistola) evitando que se formen gotas. En la foto anterior, podemos ver la transformación del óxido pasando de color azulado a negro. Debemos pintar antes de 48 horas de su aplicación. Después de 3 horas de reacción ya se puede enmasillar o pintar.

 

Propiedades

Neutraliza eficazmente el proceso de oxidación, reacciona con la corrosión de hierro convirtiéndolo en un compuesto orgánico-metálico estable e insoluble, de color negro azulado.

 

Notas

  • No lavar con agua la superficie tratada.
  • El convertidor de óxido Whurth no es una laca.
  • No aplicar bajo la acción de los rayos solares, o a temperaturas superiores a 40 ºC o con frío extremo.

 

Resultado y experiencia

Lo utilizo desde hace más de un año y la experiencia a sido muy buena. Cuando lo estás utilizando ya notas el proceso de trasformación y ves como desaparece el óxido.

Es la garantía de que la superficie queda libre de corrosión y ya puedes aplicar una buena imprimación por encima con la confianza de que el óxido no queda activo. Asegurando así una restauración duradera.

Una de las contras puede ser su precio, aunque trae una buena cantidad, (1 litro) y es un producto de calidad.