A principios de los años cincuenta, marcas europeas como Ferrari o Jaguar, acostumbraban a ganar en las pistas de carreras de Estados Unidos. Harley J. Earld, que por aquel entonces trabajaba como diseñador de Chevrolet estaba cansado de la constante y convenció a sus jefes para diseñar un coche que pudiese competir con ellos.

El primer Corvette

Al poco tiempo de convencer a los directivos de General Motors, en Enero de 1953, nace el Corvette Dream Car. Un “concep car” de dos asientos y bajo presupuesto que fue presentado en el Salón de Nueva York, con muy buena acogida.

Seis meses después de su presentación, entra en producción el primer modelo de Corvette. Construido totalmente a mano en las instalaciones de Chevrolet en Michigan.

Corvette C1

Diseño del Corvette C1

Con la intención de abaratar costes y conseguir producir el vehículo lo más rápido posible, deciden fabricar la carrocería con paneles de fibra de vidrio. De esta forma ahorraban el largo y costoso utillaje que requiere la fabricación con planchas de acero y consiguen que el coche sea más ligero.

El chasis del Corvette es muy parecido al del Jaguar XK-120 con un bastidor de vigas de acero, una distancia entre ejes de 2,50 metros y una longitud total de 4.25 metros. La suspensión delantera esta formada por muelles y amortiguadores, en cambio la trasera seguiría utilizando ballestas y un eje sólido.

Corvette C1 (1953-1954)

Todos lo modelos que salieron a la venta ese primer año fueron pintados de color blanco, con el interior en piel roja y la capota de color negro. Para abrir las puertas desde fuera el conductor tenía que introducir el brazo y abrir desde la manija de dentro ya que no montaban manijas externas.

Motor del Corvette 1953

Este primer modelo Corvette Blue Flame montaba un motor de 6 cilindros muy sólido y fiable, pero se consideraba muy poco potente para un coche deportivo. Se alimentaba con carburadores de triple giro lateral y su potencia máxima era de tan solo 150cv a 4.200 rpm.

El precio de un Corvette en 1953 era de 3.498 dólares y ese primer año se vendieron 300 unidades.

Corvette C1

Corvette 1954

En 1954 Ford lanza al mercado el Ford Thunderbird con un motor V8  y un equipamiento muy lujoso. Es entonces cuando las ventas del Corvette caen empicadas.

corvette C1

Corvette C1 (1954)

Después de muchas dudas, Chevrolet decide seguir produciendo el modelo. Le añade más comodidades y más potencia para competir con su rival y pronto se convierte en un éxito. Es entonces cuando empieza su leyenda como coche deportivo Americano.