Ahora que tenemos todo el vehículo desmontado podemos empezar la restauración de chapa. En esta ocasión hemos decidido empezar por los fondos por motivos de espacio y de movilidad. Así una vez los tengamos reparados ya podremos montar parte de la mecánica para poder desplazarlo de un lugar a otro.

 

Restauración de los fondos 

Para facilitar el trabajo hemos colocado el coche sobre un lateral. Apoyado con cuidado en la parte baja del vehículo, justo en los enganches del gato, una de las partes mas fuertes.

 restauración de chapa

Estado de la parte interior del faldón.

Una vez colocado ya podemos empezar a limpiar para luego deshacernos de todo el óxido y la pintura. Cuando ya tenemos la chapa limpia podemos ver donde necesitaremos colocar chapa nueva.

En nuestro caso el piso está bastante bien y solo necesitamos aplicarle trasformador de óxido y luego imprimación epoxi. Por el contrario, con respeto a los faldones, nos llevamos una desagradable sorpresa.

A primera vista solo se apreciaba unos pequeño agujeros tapados con masilla que ya nos hacían sospechar algo pero no hasta ese punto.

 restauración de chapa

Refuerzos interiores reconstruidos y con protección anti óxido.

Fabricación de las chapas

Cuando nos encontramos con partes de chapa que tenemos que sustituir tenemos varias opciones:

  • Comprarlas
  • Hacerlas en la plegadora
  • Hacerlas a martillo, como antiguamente.

Comprarlas fue nuestra primera opción, pero las piezas no eran originales de Mercedes y al final lo descartamos por posibles problemas de adaptación. Nos decidimos a hacerlas usando la plegadora y el martillo. Nos sale mucho mas económico, ya que una  plancha de 2,50m X 1m nos sale a 21 euros y nos llega para muchas piezas. También nos da la opción de poder elegir el grosor ya que una carrocería  común tiene la chapa de 0´8mm y nosotros utilizamos 1mm.

restauración de chapa

Una vez tenemos cortado y hecho todas las piezas el siguiente paso sera soldarlas perfectamente y sin ningún tipo de ondulación. 

Preparación para evitar el óxido

Las soldaduras Mig-mag, con las que trabajamos desprenden oxigeno, factor clave para la corrosión. Así que, después de soldar debemos repasar bien la soldadura y lijarla hasta que quede brillante.

Cuando empezamos a soldar las piezas, lo haremos siempre desde la parte interior hasta la exterior. De esa forma podremos ir limpiando, imprimando y aplicando cera de cavidades. Está última con cuidado ya que es inflamable.

restauración de chapa

Partes sustituidas

 Al final dedicamos un buen número de horas en realizar el trabajo, ya que tuvimos que sustituir gran parte de los faldones, múltiples refuerzos de la carrocería, parte de los costados, cortafuegos delantero y algún trozo del pase de ruedas delantero. 

 restauración de chapa

Acabado con imprimación.

Después de soldarlo todo y limpiarlo ya aplicamos los últimos pasos, trasformador de óxido, imprimación epoxi, anti gravilla y una copa de color negro.

Ahora podemos pasar al siguiente paso, que sera preparar el hueco del motor para más tarde poder colocar los  puentes y el motor ya restaurados. De esa forma podremos mover con más facilidad el coche.