John Delorean pasó gran parte de su carrera trabajando como ingeniero para la compañía General Motors, ayudando a diseñar modelos como el Pontiac GTO, Firebird, Chevy Vega, etc... En el año 1973 abandona GM para fundar su propia empresa, DeLorean Motor Company (DMC).

DeLorean dmc

DeLorean DMC-12

El primer y único modelo de la compañía empieza a diseñarse en 1974 tomando como base el Lotus Sprit. En 1976 aparece el primer prototipo con múltiples problemas técnicos y no sería hasta pasados cinco años, el 21 de Enero de  1981 cuando sale el primer modelo de la cadena de montaje. Su producción abarca desde 1981 hasta 1982 y se produjeron al rededor de unas 9.000 unidades, la mayoría vendidas en Estados Unidos.

Motor del Delorean

Impulsado por un motor V6 de 2,8 Litros fabricado por el grupo PRV (Peugeot, Renault y Volvo). Con una caja de cambios de cinco velocidades, consiguiendo desarrollar cerca de 200cv, aunque después de los controles de emisiones y restricciones se quedaría en tan solo 130cv. El Delorean no estaba entre los más rápidos (de 0 a 100 km/hora en 8,8 segundos)  y además sus propietarios se quejaban de problemas de manejo en el tren trasero.

Carrocería del Delorean

El Delorean es un deportivo de dos plazas, con puertas tipo ala de gaviota y un acabado exterior en acero cepillado. Con un chasis y una carrocería que combinaba fibra de vidrio y laminas de acero inoxidable, convirtiéndose en una técnica muy laboriosa y compleja que haría encarecer mucho el producto final. Todos los modelos fabricados salieron con acabado en acero, (sin ningún tipo de pintura o esmalte exterior) menos tres que salieron chapados en oro.

DeLorean dmc

Uno de los 3 DeLorean-DMC-12 chapado en oro.

Interior del Delorean

Los asientos y la tapicería de cuero, ventanillas eléctricas, radio Cassette estéreo y un volante con posiciones de inclinación y telescópico. Como anécdota, los marcadores de velocidad del Delorean, tan solo marcan 85 millas por hora (136 km/h), muy poco para la época.

Delorean dmc

Imagen de la película “Regreso al Futuro”.

El famoso Delorean DMC-12

El Delorean DMC-12 es uno de los 10 mejores coches clásicos del cine de todos los tiempos. Presentado en la película de 1985 “Regreso al Futuro”. Donde uno de los protagonistas, el profesor Doc Brawm, fabrica una máquina del tiempo a partir de un Delorean modificado. La película consigue ganar varios premios entre otros un Óscar a la edición de efectos especiales y un premio Saturn a la mejor película de ciencia ficción.