Se conoce como el primer coche de la historia con motor a gasolina y combustión interna al “Fahrzeug mit gasmotorenbetrieb” de Karl Benz. Anticipándose así a otros dos constructores alemanes como Gotlieb Daimler y  Wilhem Maybach que también empezaban a crear sus prototipos.

Tres grandes nombres de la historia del automóvil que años más tarde se unirán para crear vehículos de lujo y grandes prestaciones.

El primer coche de la Historia

 

Karl Benz y su “Fahrzeug mit gasmotorenbetrieb”

Karl Friedrich Benz nace el 25 de Noviembre de 1844 en el pueblo de Karlsruhe. Años más tarde en 1871 creo su primera empresa dedicada a la venta de materiales de construcción. Sin dejar de lado su pasión par la mecánica, en 1883 empezó a fabricar motores industriales.

Pasaba gran parte de su tiempo trabajando en lo que llamaba “cosa rodante con motor” que más tarde se llamaría automóvil.

El 29 de Enero de 1886 patenta en Alemania su vehículo con el nombre de “Fahrzeug mit gasmotorenbetrieb” traducido literalmente “cosa con ruedas y motor de gasolina”. Seguramente si hubiera imaginado la repercusión de su invento, le hubiera puesto un titulo más comercial.

El primer coche de la Historia

Se trataba de un vehículo de tres ruedas con chasis tubular similar al de las bicicletas de la época.

  • Con un motor de cuatro tiempos de gasolina o petróleo.
  •  Refrigerado por agua.
  • Monocilíndrico de 160 mm.
  • Con una potencia de 958 cc y tan solo 0,75 CV.
  • Dirección de cremallera acoplada a un timón
  • Pudiendo alcanzar una velocidad máxima de 16 km/h.

Fue presentado el 3 de Julio de 1886 en Ringstrasse sin levantar gran entusiasmo entre los asistentes. La fama le llegaría dos años más tarde en 1888, cuando Bertha Benz, (la esposa de Karl Benz) a escondidas de su marido recorre con su prototipo la distancia entre Mannhein y Pfozhein. Un total de 104 km logrando así pasar a la historia al convertirse en el primer viaje de larga distancia en un vehículo autopropulsado. 

El primer coche de la Historia

Este primer modelo se encuentra en el Museo de Ingeniería de Munich (Deutsches Museum). Después de haberlo reconstruido y restaurado ya que el propio Karl Benz lo había modificado para impulsar una maquina en su taller.